El BOJA (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía) ha publicado recientemente las bases reguladoras del “Programa de emprendimiento, segunda oportunidad y estabilización económica de las empresas de trabajo autónomo”. Consta de cuatro líneas de ayudas para autónomos y pequeñas empresas para fomentar el trabajo en dicha Comunidad.

13,01 millones de euros. Esta es la cantidad que la Junta de Andalucía destina al “Programa de emprendimiento, segunda oportunidad y estabilización económica de las empresas de trabajo autónomo”, enmarcado en el Plan de Actuación para el Trabajo Autónomo de Andalucía (Horizonte 2020).  Se trata de una serie de ayudas para autónomos y pequeñas empresas andaluzas que servirán para fomentar el empleo.

Actualmente, según datos oficiales, hay 528.633 personas dadas de alta en el RETA como trabajadores autónomos en Andalucía, un incremento de más de 12.000 con respecto a 2016. Si tenemos en cuenta que en España el número de trabajadores por cuenta propia es de algo más de 3.200.000, es sencillo percibir la importancia del colectivo autónomo andaluz en su Comunidad en particular y a nivel estatal en general.

Por eso, este programa de ayudas para autónomos y pequeñas empresas de Andalucía nace con la finalidad de fomentar y consolidar empleo por cuenta propia y, a través de él, luchar contra el desempleo y potenciar el emprendimiento, la capacitación profesional, la innovación, el empleo indefinido y las segundas oportunidades.

Cuatro líneas de ayudas para autónomos y pequeñas empresas andaluzas

Convocado por la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad, este programa está estructurado en 4 líneas  de ayudas que resumimos a continuación:

1. Línea de estabilización de la iniciativa emprendedora

Con una dotación de 4.056.800 euros, esta línea subvenciona el inicio de la actividad económica en los autónomos que se acojan a la cuota reducida del RETA. Presta especial atención a los considerados colectivos desfavorecidos: menores de 35 años, mujeres, víctimas de la violencia de género o terrorismo, personas con discapacidad reconocida en grado igual o superior al 33% o aquellas que hayan concluido un contrato de formación y aprendizaje.

Además, se impulsan las actividades emprendedoras en zonas rurales, a las que se les asignará la máxima cuantía con el fin de reducir la brecha entre éstas y las ciudades.

Dependiendo del supuesto en el que se encuentre el trabajador por cuenta propia, podrá beneficiarse de una ayuda de 2600 euros, 3800 euros o 7200 euros.

2. Línea de emprendimiento de segunda oportunidad y continuidad de la actividad emprendedora

Como su propio nombre indica, esta línea de ayudas para autónomos está destinada a aquellos que ya tienen su negocio (les ayudaría a consolidar su actividad) y aquellos otros que estuvieron dados de alta como autónomos en el RETA en su momento, se dieron de baja y ahora quieren volver a retomarla. La cuantía asignada para esta línea es de 2.193.200 euros.

En el caso de los primeros, se trata de una medida que busca reducir la desaparición de negocios de autónomos entre el tercer y quinto año de actividad, anticipando posibles situaciones de cierre o cese de actividad y afianzando la empresa con ayudas de entre 3.300 y 4000 €.

3. Línea de capacitación profesional y estímulo a la innovación

Cuenta con una dotación prevista de 350.000 euros y su objetivo es la formación de los trabajadores autónomos. Comprende, a su vez, dos medidas:

  • Capacitar a los autónomos y potenciar la eficiencia en gestión empresarial mediante su asistencia a un máximo de dos acciones formativas. A cada acción corresponderá una ayuda de 500€ (hasta 750€ en el caso de las mujeres).
  • Apoyo a autónomos innovadores y mejora del negocio en los niveles científicos y técnicos. El importa de esta ayuda es de 10.000€.

4. Línea de estímulo a la creación de empleo indefinido

Dotada con 5.966.930 euros, tiene como finalidad la crear empleo estable y favorecer la competitividad de los autónomos. Para ello, se subvencionarán las contrataciones (máximo de dos) por tiempo indefinido, a jornada completa y con 1 año de antigüedad mínima.

También se potenciarán las transformaciones de contratos de formación y aprendizaje a indefinidos y de jornada completa, así como la adquisición de equipos informáticos y aplicaciones. La cuantía máxima de ayuda en esta línea será de 10.000 euros.

Requisitos y plazos para solicitar las ayudas para autónomos

Para poder beneficiarse de las líneas de ayuda para autónomos y pequeñas empresas andaluzas asociadas a este programa, todo aquél que desee solicitarlas debe:

  • Ser un trabajador autónomo con residencia y domicilio fiscal en Andalucía.
  • Mantener, de manera ininterrumpida, la condición de trabajador por cuenta propia durante 12 meses.
  • Desarrollar su actividad durante 12 meses.

En cuanto a los plazos, la convocatoria concluye el 31 de diciembre de 2018 o cuando se acabe el presupuesto destinado a cada línea.

Cómo solicitar las subvenciones para autónomos y pequeñas empresas en Andalucía

El proceso de solicitud de subvenciones para autónomos y pequeñas empresas en Andalucía contempla la simplificación de trámites administrativos. Es decir, que con el objetivo de facilitar la presentación de candidaturas, los documentos que ya posea la Administración no deberán ser presentados por los interesados. Además, estas ayudas, una vez concedidas, no necesitan justificación económica posterior.

Las solicitudes se cumplimentarán en los modelos normalizados disponibles en la oficina virtual de la Consejería o vía catálogo de procedimientos. Importante: tanto la solicitud como la entrega de documentación se tramitarán, exclusivamente, de manera telemática, pudiéndose utilizar la firma electrónica o el certificado electrónico.

Para más información y consulta de la documentación necesaria para cada línea de ayudas y las disposiciones propias de las mismas, recomendamos acudir a las bases reguladoras y a la orden publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.