La Asociaciones de Comerciantes de Motril, Almuñécar, Salobreña y demás empresarios, solicitan que el distrito sanitario donde se ubica el litoral granadino se desligue de los demás distritos sanitarios de la provincia dada la evolución favorable de la pandemia. En este sentido solicita la apertura de la hostelería y demás negocios y que se eximan a todos los autónomos, pequeños y  medianos empresarios, de las cuotas de autónomos, impuestos y tasas generales.

María Arráez Chaves, como Presidenta de la Asociación de Comerciantes de Motril, Remedios Rico, como Presidenta de la Asociación de Comerciantes de Almuñécar, Bernardo García Vallejo como Presidente de la Asociación Comercio Vivo, Encarnación Garciólo De Haro, como Presidenta de la Asociación de Comerciantes, Artesanos u Profesionales de la Herradura, Eduardo Navarro Bosch, como Presidente de La Asociación de Comerciantes y Empresarios de Salobreña, juntos todos en nombre de las mencionadas asociaciones que se enmarcan en la Costa Tropical, ante la Junta de Andalucía, Consejería de Transformación, Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad, comparecen, y como mejor proceda en Derecho, DICEN:

1. Con fecha 8 de noviembre del 2.020, por el Presidente de la Junta de Andalucía, don Juan Manuel Moreno Bonilla, se ha aprobado la Orden, (BOJA de 8 de noviembre), por la cual se acuerda el CIERRE TOTAL DE LA ACTIVIDAD COMERCIAL NO ESENCIAL EN GRANADA Y PROVINCIA, y el cierre a las 18:00 horas en el resto de la Comunidad durante dos semanas hasta el 23 de noviembre, entre otras medidas, con el fin, se dice en dicha Orden, de evitar que sigan subiendo los contagios por coronavirus.

2. El sector del Comercio, Hostelería y Restauración, en España, Andalucía, y ahora Granada y Provincia ha sido el sector más castigado desde que comenzó el estado de Pandemia, por las restricciones impuestas a su actividad, culpándolos de la propagación de la pandemia. Sin embargo, estas restricciones se han llevado a rajatabla por nuestros negocios, y comercios, con control, disciplina y cumplimiento estricto en la adopción de las medidas impuestas.

Distanciamiento personal, obligatoriedad de mascarillas, limpieza de manos con hidrogel, limpieza en todo mobiliario de los establecimientos con lejía, limitación de aforos, etc, se han llevado a cabo a la vista de todos los ciudadanos y con la observancia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad por tratarse de establecimientos, todos ellos a pie de calle.

La propagación de la pandemia, por tanto, no es imputable a la actividad comercial, restauración u hostelería, sino que más bien habría que buscarlos en aquellas reuniones sociales fuera del control de nuestras autoridades y en la insolidaridad de algunos ciudadanos que no respetan o no han respetado las restricciones impuestas personalmente.
Se ha demostrado que Comunidades, y Provincias de España que mantienen su actividad comercial en general, esenciales y no esenciales, mantienen un nivel de contagios muy por debajo de aquellas regiones que sí tienen impuestas restricciones importantes en su actividad.

3. Con el establecimiento de las restricciones impuestas, sobre todo por el CIERRRE de establecimientos de la actividad que por la Junta de Andalucía se considera NO ESENCIAL, en Granada y Provincia, supone discriminar a gran parte de la actividad comercial, que ha cumplido y cumple una función social muy importante en nuestra sociedad, y como decimos, los que siempre han acatado estrictamente las medidas de higiene impuestas.
Zapaterías, tiendas de ropa, tiendas de muebles, joyerías, concesionaros, bares, restaurantes, no pueden ser criminalizados y ser menos ESENCIALES, que floristerías, ITV, librerías, colegios, Institutos, academias, etc.

Desde las Asociaciones que representamos, no alcanzamos a entender la importante incongruencia, que se cierren nuestros establecimientos, donde se cumplen estrictamente todas las medidas de higiene y distanciamiento, y sin embargo se mantenga la actividad normal en colegios, guarderías, institutos, academias, etc.

4. Detrás de cada comercio o negocio de hostelería cerrado por considerarlo la Junta de Andalucía no esencial, hay muchas familias, autónomos, trabajadores, que se sienten discriminados y que dependen de su trabajo para subsistir.

Siempre ha recaído un control policial, a veces excesivo, sobre los pequeños comercios y hostelería, a diferencia de las grandes superficies que por la variedad de sus productos escapan a este control, productos que en nuestros negocios cerrados según la Junta de Andalucía no son esenciales, pero estos grandes establecimientos si los pueden vender, lo que supone competencia desleal permitida por las autoridades, o el escaso control por los responsables de los establecimientos sobre los usuarios de los mismos.

5. Todos los comercios y la hostelería en general que se ven ahora afectados por el cierre total de sus establecimientos, ya estuvieron en la misma situación durante los meses de marzo, abril, y mayo del 2.020, por lo que la situación en estos momentos se ha hecho insostenible, después del ahogamiento económico que ello supone, y después de haber realizado importantes inversiones en la adopción de medidas higiénicas para hacer que sus negocios fueran seguros frente al Covid 19, y además de tener que cumplir con sus pagos a Hacienda, Seguridad Social, impuestos a Ayuntamiento, alquileres, luz, agua, etc.

6. Entendemos que la situación producida por el Covip-19 en Granada se puede calificar de grave, pero ante ello CONSIDERAMOS, que:

a) Las incidencias en el Distrito Sur de Granada son muy diferentes a las de Granada capital y área metropolitana.

b) Que mientras se permita la movilidad ciudadana, sin causa justificada esencial, hasta las 22 horas, el virus seguirá propagándose entre la ciudadanía, mientras los empresarios afectados, responsables y comprometidos cumplen con la exigencia de cierre y de mínima movilidad.

Que por todo lo expuesto, SOLICITAMOS:

1. Poder abrir los comercios, y hostelería en general hasta, al menos, una hora determinada, y en dicha hora decretarse el toque de queda, para reducir eficazmente la movilidad durante el día. Entrando todos los negocios a la categoría de ESENCIALES cuanto antes y para futuras restricciones de movilidad.

2. Dado el confinamiento perimetral de pueblos y ciudades, desligar el Distrito sanitario Sur, es decir la comarca de la Costa Tropical, del Distrito de la Capital de Granada y Área Metropolitana, que es donde se concentrarán más número de contagios.

3. Mientras dure el cierre de nuestros comercios y negocios, se eximan de pagar cuotas de autónomos, seguros sociales, impuestos, tasas, etc. Y sí se proceda al pago de prestaciones por cese extraordinario. Puesto que las medidas aprobadas hasta ahora son insuficientes para soportar las restricciones con las que debemos cumplir, y la incertidumbre respecto a la duración de este cierre o establecimiento de uno nuevo en el futuro provoca un daño irreparable en la estabilidad de nuestros negocios.